VISOR DE OBRAS.

Esto, desde muy antiguo. Y esta tesis se difunde grandemente y sirve para la expansión de Roma. De larga vida la tal tesis, llega a América con la espada de los conquistadores y la cruz de los misioneros. Y aquí, en algunos casos, se radicaliza hasta el extremo de sostener que los indios americanos carecen de alma y no pertenecen a la especie humana. El Papa, para no amenguar la labor evangelizadora, tiene que intervenir y decir que sí tienen alma y que, por tanto, son hombres. Pablo III, en su bula Sublimis Deus —— tiene que declarar esto: Nos, que aunque indignos, ejercemos en la tierra el poder de Nuestro Señor… consideramos sin embargo que los indios son verdaderos hombres y que no solo son capaces de entender la fe católica, sino que, de acuerdo con nuestras informaciones, se hallan deseosos de recibirla.

Conocer gente negros - 658645

Capítulo 3

En el territorio de lo que actualidad es Colombia, algunas culturas indígenas hacían uso de ella, especialmente en condiciones de guerra, con quienes capturaban como prisioneros. Estavan sirviendo a los Christianos muchos Yanaconas, hombres por linage obligados a perpetua servidumbre y cautiverio, que en su vestido, tratamiento y servicio eran diferenciados de los hombres libres Sin embargo, debemos tener en cuenta que en algunos casos los españoles llamaron YANACONA —por extensión- a cualquier indígena y de cualquier tribu a quien reducían por la fuerza al servicio. Dada en la villa de Fuensalida, a veinte y seis días del mes de Otubre, de mil y quinientos y quarenta y un años Tales denominaciones fueron utilizadas por extensión también en los apellidos impuestos luego a los esclavos. El valor que se pagaba por los esclavos dependía de su edad, salud y condiciones físicas para el trabajo. Podemos encontrar que a comienzos del siglo XVIII bien se podía pagar entre y pesos por un esclavo entre 16 y 18 años. Se sabe de algunos, sin embargo, que lo hicieron en el rostro del aciago. El papel de los esclavos en el Nuevo Reino de Granada, como en otros países, no sólo se redujo al duro trabajo en las minas o en las plantaciones.

Conocer gente - 535394

Prosas profanas y otros poemas / Rubén Darío

Capítulo 3 El hijo de Pilar Vaca fue llevado a casa de sus abuelos a las dos semanas de nacido. Aunque recibió el nombre de José Arcadio, terminaron por llamarlo simplemente Arcadio para evitar confusiones. Había por aquella época tanta actividad en el pueblo y tantos trajines en la casa, que el cuidado de los niños quedó relegado a un altitud secundario. Se los encomendaron a Visitación, una india guajira que llegó al pueblo con un hermano, huyendo de una peste de insomnio que flagelaba a su tribu desde hacía varios años.

Leave a Reply