CONTACTOS EN SANTO DOMINGO

Entonces Almitra habló y dijo: «Quisiéramos interrogaros ahora sobre la muerte». Si queréis aprehender de verdad el sentido de la muerte, abrid de par en par vuestro corazón al cuerpo de la vida. Porque vida y muerte son una sola cosa, así como son un todo el río y el mar. Y vuestro corazón, como semilla que sueña debajo de la nieve, sueña con la primavera. Nuestro temor a la muerte no es sino el temblor del pastor que comparece ante el rey cuando va a serle impuesta su mano por honor. Y sólo danzaréis de verdad cuando la tierra reclame vuestros pies. Y Almitra, la vidente, dijo: «Benditos sean este día y este lugar y tu espíritu que ha hablado». Entonces bajó los peldaños del templo y lo siguió la multitud.

Muchacha busca - 815136

~ Capítulo i ~

Vicente Huidobro NOTA Este poema ha sido publicado en diferentes diarios y revistas en fragmentos dispersos y sin orden. Es la primera vez que se publica en libro y completo. Lanzaba suspiros de acróbata. Amo la confusión, sombrero de todos los días. La noche, la noche del día, del día al día siguiente. Mi lecho hablaba como la aurora y como los dirigibles que van a arriar. Tenía cabellos color de bandera y ojos llenos de navíos lejanos. Una tarde, cogí mi paracaídas y dije: «Entre una estrella y dos golondrinas.

Poemas en prosa / Charles Baudelaire; traducción del francés por Enrique Díez-Canedo

Y se le acercó para hacerle fiestas y gestos agradables. Pero el angelito, espantado, forcejeaba al acariciarlo la aporreado mujer decrépita, llenando la casa cheat sus aullidos. Una vela chica, temblorosa en el horizonte, imitadora, en su pequeñez y aislamiento, de mi edad irremediable, melodía monótona de la inquietud, todo eso que piensa por mí, o yo por ello -ya que en la grandeza de la circunloquio el yo presto se pierde-; piensa, digo, pero musical y pintorescamente, fault argucias, sin silogismos, sin deducciones. Tales pensamientos, no obstante, ya salgan de mí, ya surjan de las cosas, presto cobran demasiada intensidad.

Leave a Reply